EDITORIAL: Puntos de encuentro con el pasado

Pasaron... pero nunca más!

La memoria despierta para herir
a los pueblos dormidos
que no la dejan vivir
libre como el viento.

León Gieco

 

 

 

 

Hace 6 meses que se nos ocurrió sacar un número conmemorando los 80 años de la Guerra Civil. No fue casualidad. Es el resultado de una práctica militante que nos obliga a volver al pasado para traerlo al presente. Dialogar con él. Reforzar el hilo rojo. Aprender de los errores y los aciertos porque no somos ajenos a esa Historia.

Durante varias décadas el concepto de Imperialismo desapareció del vocabulario de la izquierda como resultado de las diferentes derrotas y claudicaciones. “De ahí el auge de las teorías de la globalización, de la teoría de la Inter-dependencia y, posteriormente, del imperio, entendido como hacen Hard y Negri como “un régimen de soberanía global””. O también la “ínter-dependencia económica de todas las naciones, sin jerarquías ni relaciones asimétricas”1.

La teoría clásica del imperialismo planteaba: Concentración y centralización de la producción y el capital. Fusión del capital bancario con el industrial. Predominio de la exportación de los capitales sobre exportación de mercancías. Lucha por el reparto de los mercados existentes en el globo terráqueo. Y el reparto territorial entre las potencias imperialistas.

Estas tesis, ¿siguen vigentes? ¿Cuál es la situación del imperialismo contemporáneo?

El cambio radica en que se acentúan los rasgos predatorios, agresivos y violentos, que ponen en peligro la existencia del género humano. Como consecuencia de esta fase se acentúa la gravitación de las instituciones (FMI, BCE, OTAN, etc.). Es un imperialismo unipolar o unicéntrico que opera desde los EEUU pese a la aparición de nuevos actores como BRICS, CELAC, UNASUR, etc.. Nos guste o no, la concentración monopólica, lejos de haberse extinguido se acentúa más en la actual fase. La financiarización de la economía es el eje esencial, en la etapa actual, del proceso de acumulación de capital -¿Podemos decir que la acumulación originaria se reproduce una y otra vez?-. Esta financiarización acentúa la explotación de la fuerza de trabajo y los recursos naturales. Hoy el centro del Imperio está en los EUA -porque seguimos estado en un mundo organizado en Estados nacionales- “lugar donde se concentran los tres principales recursos de poder del mundo contemporáneo: Washington tiene las armas y el arsenal atómico más importante del planeta; New York el dinero; y Los Ángeles las imágenes y toda la fenomenal galaxia audiovisual. Estas tres dimensiones del poder global actúan sincronizadamente, obedeciendo a las líneas estratégicas generales dispuestas por su estado mayor”2. Es innegable el debilitamiento de la primera potencia mundial lo que abre la puerta a un mundo multipolar, que lejos de permanecer en armonía, acentuará las contradicciones del propio sistema capitalista.

Pensamos que en el Estado español no estamos al margen de esta transición. “Es este choque entre un ayer diluyéndose, pero queriendo permanecer, y un mañana por consustanciarse lo que caracteriza el tránsito de un tiempo anunciador […] La época transicional, aun cuando se nutre de cambios, es más que simples cambios. Implica realmente, en esta marcha acelerada que lleva la sociedad, la búsqueda de nuevas tareas y de nuevos temas. Y si todo tránsito es cambio no todo cambio es tránsito. Los cambios se realizan en una misma unidad del tiempo histórico cualitativamente invariable, sin afectarlos profundamente.”3

Desde una perspectiva militante en la construcción del socialismo en esta transición no basta estar en la realidad sino que también hay que estar con la realidad. De ahí la importancia de una praxis revolucionaria que ahonde en las contradicciones del propio sistema capitalista. La construcción de una organización fuerte que sea capaz de responder con rapidez y flexibilidad en lo táctico a los cambios bruscos que caracterizan a la transición de una época a la otra. En la coyuntura actual el tránsito hacia una nueva sociedad encuentra obstáculos. Sectores reaccionarios que ralentizan el cambio profundo. De ahí que no baste con que las condiciones objetivas estén maduras: la crisis estructural por la que atraviesa el sistema capitalista es innegable y la agudización de la lucha de clases es cada vez más acentuada. Lo que no termina de aparecer es ese intervalo, momento o instante. Pero, “¿Qué es un “instante”? Una situación, cuya duración temporal puede ser más corta o más larga, pero que se destaca del proceso que conduce hacia ella por el hecho de que en ella se concentran las tendencias esenciales del proceso, de modo que en tal instante ha de tomarse una decisión respecto de la dirección futura del proceso. Esto quiere decir: las tendencias alcanzan una suerte de punto culminante, y según cómo se actúe en la situación dada, el proceso asume una nueva dirección, después del “instante””4. Dicho de otra manera: son las condiciones subjetivas las que no terminan de desplegarse en todo su esplendor.

Pensamos que es fundamental derrotar al régimen del 78 pero no podemos perder de vista que esto fue un cambio cualitativo de lo que se gestó en el 36’. De ahí nuestra propuesta e invitación a tirar de la cuerda de un momento histórico en el cual existían diferentes propuestas organizativas y una alta conciencia de clase no solo en el Estado español sino a nivel internacional que dio lugar a las Brigadas Internacionales. Tenemos un pasado rico que hay que actualizar en función de un análisis concreto de una situación concreta. Éste número pretende ser un pequeño aporte al debate y a la vigencia de la revolución hoy.

La Granja,

Julio 2016

___

1 Atilio Borón “América Latina y el Caribe en la geopolítica imperial”

2 Ídem

3 “La educación como práctica de la libertad”; Paulo Freire; Siglo XXI, Pág. 9

4 “Derrotismo y Dialéctica: una defensa de Historia y Conciencia de Clase”; György Lukács, Ediciones Herramienta, Pág. 25

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s